La Terapia Gestalt. Principios básicos.

La Terapia GestaltLa terapia Gestalt se incluye dentro de las denominadas terapias humanísticas. Este tipo de psicoterapia cuenta con gran aceptación en el mundo de la psicología ya que en su base conceptual está el transmitir una actitud ante la vida más que ser simplemente un conjunto de técnicas para tratar una enfermedad.

Se trata de una terapia basada en el autoconocimiento como forma de desarrollo personal. Esto es gracias a que en la terapia Gestalt el paciente se posiciona de forma activa en su propia terapia y va adquiriendo el conocimiento de sí mismo guiado por el terapeuta.

La terapia Gestalt tiene se base en diversas teorías psicológicas entre las que se incluyen el Psicoanálisis y la Filosofía Oriental. Consiste en un tratamiento holístico de la persona como un todo en el que el individuo es también parte activa de su entorno. La persona ha de reconocer su situación personal, saber cómo actúa ante esa situación y tomar responsabilidad de sus acciones. El psicólogo actúa como guía para que el paciente vaya adquiriendo su propio conocimiento y tome consciencia de su forma de actuar. De esta forma podrá modificarla y responsabilizarse de esas actuaciones.

Los tres principios básicos de la Terapia Gestalt podrían enunciarse así:

  1. El presente, el aquí y ahora.
  2. Atención y aceptación de la experiencia, “el darse cuenta”.
  3. Y el último principio “la responsabilidad” de nosotros mismos, de lo que sentimos, pensamos y decimos.

Expliquemos un poco más en qué consiste cada principio básico.

  1. El presente, el aquí y el ahora. En la Terapia Gestalt se pone el énfasis en lo que está pasando ahora y en los sentimientos del presente. Esto no significa que no se tengan en cuento tanto los hechos como sentimientos del pasado, sino que los enfocamos desde lo que percibimos y vivimos ahora, en la actualidad.
  2. Atención y aceptación de la experiencia, “el darse cuenta”. Un segundo principio básico es ser conscientes de cómo las emociones y estímulos de nuestro entorno nos afectan y cómo actuamos ante ellos. Es el tomar consciencia de que nuestro entorno nos afecta y de que formamos parte activa de él, recibiendo estímulos y actuando de una determinada manera ante ellos.
  3. La responsabilidad de nosotros mismos, de lo que sentimos, pensamos y decimos. Relacionado con lo que hemos indicado en el segundo principio nosotros somos parte del entorno y responsables de nuestros sentimientos y actuaciones (pensamientos, actos y palabras). Por lo tanto podemos ser capaces de modificar aquellos que nos causan malestar (angustia, desesperanza, depresión,… ). Mediante esta terapia logramos ser capaces de identificar que tenemos un amplio abanico de opciones para ello.

La Terapia Gestalt puede considerarse como una forma o filosofía de vida en la que el autoconocimiento, la honestidad y la responsabilidad forman su base principal.

El chantaje emocional: ¿Cómo detectarlo y combatirlo?

El chantaje emocional Cómo detectarlo y combatirloMuchas son las personas que sufren chantaje emocional y no saben qué hacer ante esta situación. Otras incluso no se dan cuenta de que los están sufriendo. El chantajista emocional existe más de los que nos creemos y hacen que nos sintamos inferiores y al final caigamos en sus redes y hagamos y pensemos lo que él quiere. Este tipo de personas utiliza las debilidades de los demás para llevarlas a su terreno y hacer con ellas lo que quieren. Por eso, hoy vamos a contarte cómo detectar a un chantajista emocional y cómo combatirlo.

¿Cómo detectar a un chantajista emocional?

Cuando nos relacionamos con un manipulador emocional empezamos a dudar de la capacidad de mantener nuestras propias promesas, los niveles de autoestima bajan y empezamos a perder la confianza en nosotros mismos. Nos dejamos convencer con sus tácticas y perdemos nuestra integridad y nuestros sueños. Vamos a analizar sus límites para que sepas cuando estás cayendo en las garras de este tipo de personas:

  • La exigencia: Estas personas no expresan lo que quieren, sino que intentan que la otra persona lo adivine.
  • La resistencia: Cuando no estamos de acuerdo con él, éste se enoja, se entristece, haciéndonos sentir culpable de su pena.
  • La presión: Presiona a la otra persona enfadándose, gritando, llorando, hasta que consigue convencerla de su opinión y ésta termina cediendo.
  • La obediencia: Cuando la otra persona no quiere que éste se sienta mal, acaba obedeciendo sus órdenes, haciendo lo que quiere y acabando en sus garras.
  • La amenaza: El chantajista acaba amenazando cuando ve que la otra persona no cede, hasta que consigue lo que quiere. Haciendo que la persona chantajeada caiga en sus redes por miedo a las consecuencias.

Si todo esto se repite reiteradamente y con tiempos de paz de por medio, estás ante un chantajista emocional. A la primer señal de alarme pide ayuda y no caigas en sus redes, pues te hará perder tu personalidad y te anulará como persona. Luego, será tarde.

Sentirse vacío: Un síntoma de algo más

Sentirse vacío Un síntoma de algo másEl sentirse vacío puede ser uno de los estados más tristes para una persona. Se utiliza el término sentirse vacío cuando una persona no encuentra sentido a su vida, siente apatía por todo y no ve nada a su alrededor que le emocione y anime a continuar. Esta sensación de vacío incluso se puede manifestar fisiológicamente en forma de dolor de estómago acompañada de la sensación de angustia en la que parece que nos falte el aire para respirar.

En la sensación de vacío se entremezclan varios sentimientos, desde frustración a tristeza, sensación de soledad, angustia, infravaloración de nosotros mismos o rechazo. Todos estos sentimientos provocan en la persona que los está experimentando gran pesadumbre y dolor. Los episodios de sensación de vacío son situaciones muy delicadas y complejas, en las que puede ser fundamental un tratamiento terapéutico por profesionales especializados. En estas situaciones la persona no encuentra ningún sentido a su vida ni es capaz de motivarse para seguir adelante, lo que puede desencadenar una necesidad de escapar y acabar con esa pena y sufrimiento, que incluso haga peligrar la propia vida de la persona.

En muchas ocasiones la sensación de vacío viene a consecuencia por un nivel de autoexigencia demasiado alto. Está bien ser autoexigentes, pero con racionalidad y mesura. También es importante evitar la constante comparación con otros. En otros casos el desencadenante es el hecho de que no se cumplen nuestras expectativas. De nuevo incidimos que no hay nada malo en tener buenas expectativas y ser optimista, pero estas deben reales y ajustadas a nuestro esfuerzo, trabajo o posibilidades. Ambas circunstancias nos pueden provocar frustración, una frustración que tenemos que ser capaces de gestionar y asimilar para que no conduzca hacia otros pensamientos que den lugar a la sensación de vacío. Otro grupo de causas para esta sensación de vacío surgen frecuentemente en las personas que se infravaloran. Aquellos que siempre se califican a sí mismo como menos que otros. Con ellos se debe trabajar la autoestima y mejorar el concepto que tienen de ellos mismos.

Algunas pautas que pueden ayudarnos a ser capaces de encontrar sentido a nuestra existencia e ilusionarnos es intentar mejorar nuestras relaciones sociales, modificar aquellas conductas que nos han llevado a sentir así y buscar nuevas ilusiones o proyectos que nos animen a continuar. También debemos de ser capaces de darnos cuenta de que un psicólogo puede ser de gran ayuda en el proceso para ser capaces de hacerlo.

¿Cómo comportarse ante un niño con TDAH?

como comportarse con un niño tdahSer padres no es algo que venga con libro de instrucciones. Un día lo eres y ya. Empiezas a aprender de los errores, de tu alrededor, de tu hijo, del día a día, de la rutina. No es algo que aprendas en un curso intensivo de nueve meses. Además nadie dijo que sea algo fácil, necesitas tiempo, dedicación y paciencia y si tu hijo padece TDAH, esa dedicación se multiplica por mil.

¿Qué es el TDAH?

Son las siglas de un trastorno llamado Trastorno por Défict de Atención/Hiperactividad. Una afección neurobiológica que se caracteriza por un nivel inapropiado de inatención, es decir, los niños que sufren de este trastorno suelen prestar muy poca atención, se distraen con facilidad y no se concentran. Además suelen tener una hiperactividad e impulsividad que no van con la edad del niño.

¿Qué comportamientos suelen tener los niños con TDAH?

  • No escuchan ni se fijan.
  • No retienen la información y se les olvida lo que tienen que hacer.
  • No interiorizan las normas.
  • Hacen y dicen lo primero que piensan.
  • No son capaces de atender mucho tiempo actividades que requieran de mucho esfuerzo mental.

¿Cómo debemos comportarnos ante un niño con TDAH?

Una vez diagnosticado el problema, deberás tener muy en cuenta que estos niños requieren una atención especial y deberás tener más paciencia si cabe. Los padres deben tener estrategias que ayudan a su hijo a aprender a autorregularse y autocontrolarse. Para ello deberán instalar unas rutinas, unos horarios, una planificación de tareas y unas normas. Además deberán de trabajar con ellos a partir de fotos, imágenes y ayudarles a entender el pasado y el presente jugando a juegos donde deje volar su imaginación. Así aprenderá más rápido. Ya sabes que es el TDAH y cómo comportarte ante el problema. Pero recuerda, lo más importante es que tengas paciencia, compresión y que le des mucho cariño.

7 señales de que necesitas un psiquiatra

necesitar un psiquiatra

Hoy en día hablamos de psiquiatra y todo el mundo piensa en alguien que trata todo el día a los locos. Pero esto no es así. Un psiquiatra ayuda en la cura de la salud mental de las personas, por lo que puede ir todo el mundo que crea que lo necesita y que tenga un problema en su vida que quiera solucionar. Al igual que nuestra salud en general, la salud mental también necesita ser revisada y que mejor que yendo a un psiquiatra, el cual es un experto en la materia y puede ayudarte a solucionar esto que no te deja vivir y que te está dañando psicológicamente. Hoy te traemos 7 señales que debes tener en cuenta para ir al psiquiatra.

  1. Cuando una emoción negativa dura más de lo normal, es recomendable ir al psiquiatra. Por ejemplo, si crees que salir a la calle es peligroso porque te puede atropellar un coche y por eso no sales a la calle nunca, deberías visitar al psiquiatra.
  2. Cuando has sufrido uno o varios ataques de pánico. Los ataques de pánico nos impiden hacer una vida normal, por lo que esto es mejor que sea tratado por un psiquiatra.
  3. Si eres hipocondriaco y vas al médico de cabecera constantemente, seguramente tu medico te recomendará ir al psiquiatra, ya que esto es una enfermedad psicológica.
  4. Si tienes problemas de salud mental y las personas que viven a tu alrededor ya están sufriendo por esta causa, es mejor que vayas a que te trate el psiquiatra para evitar así tu sufrimiento y el de las personas que te quieren.
  5. Cuando tienes trastornos en el sueño puede que tu salud mental esté afectada y por eso es recomendable que te trate un profesional.
  6. Cuando sufres aislamiento social, es decir, no te relacionas con los demás.
  7. Cuando tus cambios de humor son bastantes repentinos y duraderos en el tiempo es hora de ver a un profesional.

Si tu salud mental peligra y te sientes mal contigo y el mundo hazle una visita al psiquiatra, él te ayudará a salir de donde estás y sentirte mejor.

mailgooglelinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.