Los 5 rasgos que determinan tu personalidad

Los 5 rasgos que determinan tu personalidadCuando queremos presentarnos ante una persona nueva, solemos destacar nuestra personalidad, o lo que es lo mismo, los rasgos que la determinan. Pero ¿sabías que existen 5 rasgos de nuestra personalidad?  Te lo contamos.

 

¿Qué son los rasgos de la personalidad?

 

Estos rasgos son aquellas características que nos permiten crear una descripción de nosotros mismos o de otra persona. Lo que nos distingue uno de los otros y que provocan que la persona sea de una manera o de otra según el rasgo que más lo defina. Cada persona puede tener un grado determinado de un rasgo: alto, medio, bajo, mucho o poco.

 

¿Cuáles son los 5 rasgos de la personalidad?

Existe una especie de acuerdo entre los expertos que afirman que la personalidad de las personas puede catalogarse en 5 grandes rasgos. Estos son:

 

  1. Apertura a la experiencia: Es el que hace que la persona se atreva a vivir nuevas experiencias personales y concibe de manera creativa su futuro.
  2. Responsabilidad: Este rasgo hace referencia a cómo de centrada está la persona a la hora de conseguir sus objetivos. Las personas que tienen alta puntuación de responsabilidad son personas organizadas, con capacidad de concentración y que terminan sus tareas. Los que tienen baja puntuación son personas informales y poco rigurosas.
  3. Extraversión: Es la capacidad de las personas a mostrar abierto con los demás. A las personas muy extrovertidas les gusta estar con gente y atraer la atención de los demás. Los introvertidos por su parte son personas muy reservadas.
  4. Amabilidad: La capacidad que tiene una persona de respetar, tolerar y estar tranquila ante los demás.
  5. Estabilidad emocional: Define a las personas que afrontan los problemas y las situaciones complicadas de la vida.

 

Estos 5 rasgos de la personalidad se utilizan mucho en la pedagogía, el desarrollo personal y el coaching. Resulta muy útil para formar equipos de trabajo combinando varios tipos de personalidad afines para optimizar los resultados.

 

Las consecuencias del coronavirus en la salud mental

las consecuencias del coronavirus en la salud mentalEl coronavirus ha traído a nuestras vidas un cambio radical de nuestras rutinas, nuestras relaciones sociales, nuestro trabajo. Algunas personas incluso se han quedado sin trabajo y ahora están pasando una mala época. Es por eso, que el coronavirus está afectando además a la salud mental de las personas ¿Y cómo? Pues te lo contamos.

 

¿Cómo está afectando el coronavirus en la salud mental de las personas?

 

Hay muchos factores que nos hacen estar afectados psicológicamente por el confinamiento y las restricciones del coronavirus: el miedo, el encierro en casa, la incertidumbre. Y todo esto afecta a nuestra salud mental:

 

  • Nerviosismo. Ansiedad: Palpitaciones, sudoración excesiva, dificultad para respirar, opresión en el pecho, angustia, preocupaciones, sensación de que algo malo va a suceder y no lo puedes controlar.
  • Pensamientos intrusivos: Por lo general son pensamientos negativos.
  • Miedo a enfermar, contagiarnos, contraer la enfermedad y morir.
  • Depresión: Llanto frecuente, tristeza, labilidad emocional, sensibilidad, alteraciones en la alimentación y en el sueño.

 

Todos estos problemas mentales pueden aparecer en esta época que estamos viviendo. Y es normal, la situación no es fácil y estamos todos ya muy cansados de sobrellevarla como podemos.

 

¿Cómo podemos intentar que el coronavirus no nos afecte a nuestra salud mental?

 

La situación va para largo y debemos hacernos a la idea de que vamos a estar así una larga temporada, por eso, lo mejor es intentar que no nos afecte mentalmente ¿Cómo?

 

  • Expresar lo que sentimos y si nos hace falta acudir a una profesional que nos ayude.
  • Cuidar nuestras emociones. No existen emociones buenas o malas, cada una cumple un rol y son necesarias. Lo que varía son la intensidad de las emociones y eso podría dañar nuestra salud física y emocional, así como nuestra interacción con los demás.
  • Tener nuestros propios espacios y momentos a solas con nosotros mismos.
  • Si estamos cansados, irritados o frustrados es mejor darnos una pausa saludable.

 

La situación es difícil, pero recuerda que un mal estado de ánimo puede afectarnos aún más con esta enfermedad ¡Cuídate!

 

Educar en sexualidad desde pequeños.

Muchos padres y madres se acercan a nuestra consulta de Psicología Ismael Limones para preguntar cómo educar en sexualidad y dar respuestas oportunas a los interrogantes que nos plantean los pequeños en casa.

Educar en sexualidad desde pequeñosY en cierto modo es lógico que a los adultos nos asalten dudas sobre como afrontar ese momento en el que nuestros hijos comienzan a descubrirse o a hacerse multitud de planteamientos a los que nos da miedo responder de más o de menos.

Como punto de partida hemos de tener claro que el mejor lugar donde comenzar a obtener respuestas sobre la sexualidad para nuestros hijos es precisamente el propio seno familiar. Decididamente, nadie mejor que unos padres para transmitir una información veraz, equilibrada y apropiada a su edad.

Educar en sexualidad desde dentro del entorno familiar.

Las dudas y planteamientos de los niños y niñas acerca de todo lo relativo a la sexualidad no tiene por qué comenzar precisamente a edades avanzadas o cercanas a la adolescencia.

Ya desde muy temprano, los pequeños comienzan a tener conciencia de su cuerpo, de sus genitales por ejemplo, y en muchas ocasiones es frecuente que en edades infantiles sean conscientes de ello mediante la autoestimulación y la manipulación como forma de descubrirse a sí mismos.

En estas circunstancias no es oportuno reaccionar de forma correctiva como si de algo malo se tratase. Simplemente hay que invitar al niño o niña a vivir esa circunstancia en soledad e intimidad. Generalmente es una etapa pasajera que igual que se inicia se acaba sin más.

En el entorno de la familia hay muchas formas de trabajar el educar en sexualidad sobre todo antes de que entren en una etapa adolescente, donde sus intereses y sentimientos son más concretos y precisos.

  • Hablar de temas relacionados con sexualidad de forma natural, respetando a cada persona.
  • Los padres somos un patrón de comportamiento para nuestros hijos. El amor, respeto, afectividad, cariño, cercanía, caricias, etc de pareja serán un referente para ellos.
  • No es apropiado eludir preguntas por muy comprometidas que parezcan. Podemos pedir asesoramiento a expertos si lo vemos necesario, pero dejar a los hijos con esas dudas propiciará que busquen la respuesta en otras fuentes que probablemente no sean recomendables.
  • Cuidado con la información que obtienen mediante internet y redes sociales, pues hay páginas y chats inapropiados para sus edades y conllevan un riesgo importante.
  • Hacer saber que la sexualidad es una forma de relacionarnos y compartir momentos con quienes queremos y amamos, donde focalizar cariño, atracción, roce, sentimientos...

Pida asesoramiento a nuestros expertos en la consulta de Psicología de Ismael Limones sobre cómo educar en sexualidad en el ámbito familiar en base a la edad y características de sus hijos e hijas.

Qué saben los niños de la muerte.

Probablemente no tengamos seguridad sobre qué saben los niños de la muerte ni cómo asumen e interiorizan esta situación en sus vidas y en su día a día una vez que este suceso se producen en su entorno más cercano.

Que saben los niños de la muerteSeguramente creemos que los pequeños viven en su mundo, ajenos a todo y sin necesidad de hacerse preguntas ni cuestionarse nada pero realmente en multitud de ocasiones no es así y sobre todo, dependiendo de la edad que tengan, sus dudas y planteamientos serán más o menos intensos.

Este tema es muy habitual en las terapias y actuaciones que llevamos a cabo en nuestra Clínica de Psicología de Ismael Limones, donde padres y pequeños reciben el mejor asesoramiento de cara a trabajar la presencia de la muerte de la forma más natural y menos dañina para los pequeños.

Cómo valorar si lo que saben los niños de la muerte es o no lo apropiado.

Algo que nos debe quedar claro siempre es que es preferible que nuestros hijos reciban respuesta de boca de sus padres preferiblemente a sus dudas acerca de la muerte o las noticias relacionadas con ello por motivos de un fallecimiento en el entorno cercano.

La importancia de este detalle radica en que en ausencia de respuestas concretas, los niños pueden intentar encontrarlas indagando y preguntando en otros ámbitos que propicien informaciones equívocas y distorsionadas que enturbien el concepto de la muerte en nuestros hijos, provocando miedos, angustias o falsas realidades.

Para equilibrar la información que se transmita a los niños acerca de la muerte debemos tener también en cuenta su edad.

  • De esta manera, los niños de hasta 6 años asumen la muerte de forma más mágica, más sobrenatural, confundiendo con facilidad situaciones en las que piensan que el fallecido se encuentra en un estado transitorio del que volverá. Cuidado con potenciarle estos planteamientos irreales.
  • A partir de esa edad y hasta los 10 u 11 años es cuando los pequeños entienden que es una situación irreversible, que puede afectar y llegar a todos, aunque en principio tienden a asociarla a personas de elevada edad o con alguna enfermedad complicada. Debemos ser muy cercanos con ellos en estas situaciones y explicarles la cruda realidad sin entrar en detalles escabrosos que puedan hacerles pensar en exceso en el peligro de morir.
  • De los 12 años en adelante la realidad sobre la muerte entra de lleno en la vida de los preadolescentes y adolescentes. No es recomendable limitar u ocultar información por muy dolorosa que pensemos que puede ser pues antes o después van a enterarse y lo ideal es percibir la cercanía y el apoyo de unos padres en un tema como este.

Para asegurarnos acerca de qué saben los niños de la muerte y si ello es acorde a su edad y a su capacidad de comprensión, en nuestra Clínica de Psicología de Ismael Limones trabajamos cómo transmitir el concepto de esta de forma natural, con calma, e incidiendo en lo bueno que nos han aportado las personas que se han ido tan sólo de forma física, quedando para siempre su cariño, sus enseñanzas y los buenos momentos, que es lo que debemos ayudarles a asociar a la persona que fallece.

"Tierra trágame": Cuando aparece la vergüenza.

Tierra tragame cuando aparece la vergüenzaEn múltiples ocasiones en nuestra vida nos hemos encontrado en situaciones de esas en las que la vergüenza se ha apoderado de nosotros hasta el punto de desear poder hacer magia y desaparecer de forma inmediata.

Este sentimiento tan habitual en el ser humano puede pasar de ser anecdótico y puntual, del que incluso una vez pasado el tiempo podamos reírnos y recordar el momento con ironía y sin que nos afecte, señal de que estaría más que superado, a ser un denominador común en nuestras vidas, convirtiéndose entonces en un serio problema de autoestima y capacidad de reacción.

En nuestra Consulta de Psicología Ismael Limones, tenemos una dilatada experiencia en el trato con pacientes que ven como la vergüenza se apodera de ellos no en una sino en multitud de situaciones de su vida, conduciéndolos a un bloqueo que les condiciona la vida en todos los sentidos.

La vergüenza: definición, tipos y formas de afrontarla y superarla.

La vergüenza es un sentimiento que nos hace considerarnos a nosotros mismos como vulnerables, inferiores, torpes, incapaces, por debajo de los demás, menos valiosos que el resto.

Está muy relacionada con la vida social, laboral, las vivencias en grupo, en pareja, con nuestros semejantes. Es por eso que lo que en nuestro entorno vivimos nos puede marcar duramente hasta hacer de la vergüenza una parte indeseable de nosotros mismos, de nuestra personalidad.

La vergüenza se presenta en tipos y formas diferentes que en cierto modo la engloban en dos grandes grupos:

  • Las situaciones puntuales que nos ruborizan o nos someten sólo en un momento dado a vivencias en las que nuestro  sentido del ridículo o de ser el centro de las miradas por una torpeza o error nos convierte en el desgraciado protagonista, pero que lo superamos y no nos martillea constantemente la memoria.
  • El sentimiento continuado que nos lleva a autodefinirnos como seres inferiores, desconfiando de nuestras posibilidades, con la certeza de que siempre estamos por detrás o somos menos que los demás y que hagamos lo que hagamos seremos valorados y juzgados de forma negativa o absolutamente insuficiente porque no estaremos a la altura.

Diferenciar si estamos en uno u otro de estos dos grandes grupos será decisivo para saber a qué nos enfrentamos y cómo trabajarlo y superarlo.

Aunque cada caso es un mundo, a grandes rasgos podemos ayudarnos a nosotros mismos a superar la vergüenza con algunos de estos procedimientos:

  1. Es un sentimiento muy humano, muy natural y en dosis oportunas no es negativo. A todo el mundo le va a pasar más de una vez en su vida.
  2. No es bueno darle muchas vueltas a una situación en la que te has sentido avergonzado. Lo que sea corregible debe ayudarte a que no te falle la memoria y aprendiendo de los errores, no volver a repetir ese comportamiento, esa reacción inadecuada.
  3. Si el sentirte así es algo que se repite con asiduidad y en situaciones diversas e incluso muy diferentes, intenta buscar el posible origen de ello. Si es algo que arrastras desde la infancia o por contra está surgiendo de un tiempo a esta parte. Hay que buscar si hay un origen, un motivo que la activó en ti, una persona o personas que te la potencian con intención de anularte y si parece que este sentimiento viene con intención de quedarse.
  4. No dudes en mostrar tu rechazo e indignación cuando alguien te hace sentirte mal, cuando intente que sientas vergüenza de ti mismo, cuando te humille e infravalore. Una cosa son las críticas constructivas, que debemos recibirlas con capacidad para hacernos pensar y otras aguantar que nos menosprecien. Planta cara a quien haga esto último.
  5. Busca ayuda de profesionales de la psicología, de las terapias que te ayuden a superar situaciones como la vergüenza reiterada que se están enquistando negativamente en ti y que te bloquea para salir adelante en todos los campos de la vida. En la mayoría de las ocasiones no se puede salir solo y pedir ayuda y aceptarla es algo además de muy acertado muy común y natural. En la consulta de psicología de Ismael Limones estamos preparados para asesorarte y acompañarte para recorrer ese camino que te conduzca a ser nuevamente feliz contigo mismo y a quererte sin miedo.

boton sesion

maillinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.