La timidez

La timidez es un estado de ánimo que puede afectar a las relaciones personales de quienes la padecen. No es una enfermedad tal y como recoge su definición, sino una conducta en la que ciertas situaciones dan 'apuro' de afrontar.

timidezLógicamente, la timidez acarrea más inconvenientes que ventajas ya que puede coartar mucho el día a día de una persona. ¿Cuáles son las consecuencias más comunes de la timidez?

Consecuencias de la timidez

  1. Intolerancia a las críticas. Las personas tímidas suelen ser más susceptibles a éstas.
  2. Necesidad de aprobación. Para estar bien y no sufrir de más timidez, aún, buscan siempre la aprobación de todos para sentirse a gusto.
  3. Baja autoestima. Aunque no siempre es así, en ocasiones la timidez hace sentir a la persona que nadie le escucha lo que le provoca baja autoestima.
  4. Soledad. Si se deja llevar por la timidez, la persona puede rechazar relacionarse con otras y llevarlo a la soledad; aunque no la desee.

Ser tímido puede traerte muchas más consecuencias, negativas que positivas, pero también es importante saber de dónde proviene y tratar la situación, hechos o sentimientos que te han llevado a la misma. La ayuda profesional te será muy útil y contar con la ayuda especializada de un psicólogo hará que afrontes las situaciones que puedan provocarte esta timidez de la mejor forma posible.

¿Cómo afrontar la timidez?

  1. Enumera las situaciones que te provocan ansiedad. Seguramente tengas reconocidas las situaciones que más angustia te producen. Ordénalas en una lista, de menor a mayor. Esto de facilitará poder afrontarlas mejor.
  2. Divídelas y enfréntate a éstas poco a poco. Al dividirlas podrás enfrentarlas poco a poco de mejor manera. No es lo mismo afrontar un discurso completo que por partes.
  3. Si te paraliza, respira y afróntalo. Hay veces que es incontrolable sentirse paralizado, cuando te suceda, párate, respira y recuerda otras situaciones que te han hecho sentir así y que has afrontado de forma positiva. Así podrás afrontar aquellas situaciones que te paralicen sin razón.

Hipocondría: cuando un síntoma se convierte en obsesión

hipocondriaLa hipocondría es una enfermedad en la que cada paciente cree de forma infundada que padece alguna enfermedad, ya sea leve o grave, pero con la intensidad de sentir incluso los síntomas aunque no sean reales. Cuando una persona sufre de hipocondría se obsesiona con los síntomas de su cuerpo y si, por casualidad, detecta un síntoma que puede coincidir con el de una enfermedad grave llega a tal punto la obsesión que puede convertirse en un serio problema.

Las personas que sufren hipocondría suelen acudir frecuentemente a sus médicos de cabecera para poder confirmar si sus síntomas se adecuan a los de la enfermedad que creen tener. Muchos hipocondríacos son víctimas de su obsesión hasta tal punto que acaban contrayendo enfermedades anímicas.

Los hipocondríacos suelen tener un discurso muy pesado centrado en los síntomas que creen tener y la angustia, temor y desesperación que estos les provocan. Hay que comprender que no lo hacen queriendo, es decir, su enfermedad les provoca este tipo de discurso y obsesión; por ello, deben ser tratados con total normalidad y remitirlos a profesionales.

Las personas hipocondríacas centran toda su atención en los pequeños cambios de su cuerpo, ya sean molestias, picores, cambios en la piel, sudoración, fiebre, dolores... Cualquier síntoma llega a convertirse en una obsesión continua con la que lidiar.

Grados de hipocondría

  1. Leve. Son aquellos que sienten alivio a la hora de visitar a un médico que le confirma que no padece ninguna de las enfermedades que ha imaginado que tenía.
  2. Grave. Son los más preocupantes ya que su obsesión hace que su salud física y mental se vean afectadas, llegando a perjudicar también su vida social.
  3. Verdadera. Es la que poseemos casi todos los humanos al preocuparnos por un presunto mal de salud.
  4. Pasajera. La hipocondría pasajera es aquella que siente cualquier persona al leer un tema de sanidad pero que posteriormente se le pasa.
  5. Falsa. Es la que hace que tapemos otros miedos más fuertes bajo la percepción de posible enfermedad.

¿Funcionan los libros de autoayuda?

libros autoayudaUna de las preguntas habituales cuando miramos en las estanterías de librerías los libros de autoayuda es ¿realmente funcionan? Existen diferentes posiciones al respecto, pero hay que conocer que aunque sirvan de ayuda nunca pueden sustituir a la labor de un profesional.

Los libros de autoayuda son herramientas muy útiles para el crecimiento personal ya que nos ofrecen casos prácticos en los que podemos sentirnos reflejados y poder actuar en consecuencia; aunque no pueden resolver todos nuestros problemas.

Estos libros son muy prácticos como material de apoyo ya que cuando lees puedes motivarte e inspirarte para realizar un cambio y reflexionar respecto a muchos aspectos a nivel conductual o cognitivo que debes trabajar con un profesional. Este tipo de material suele ser utilizado, también, por los propios expertos como material de apoyo a sus terapias; para recalcar los mensajes tratados por ejemplo.

Según los expertos existen temas en los que parece que estos libros poseen menos efectividad como aquellos que dan consejos para superar una ruptura o dejar de fumar, entre otros. Pero existen otros muchos, ahora en tendencia, como suele ser mejorar la relación consigo mismo, la superación personal o motivación que hacen que los lectores ganen confianza y seguridad; así como que aprendan técnicas para manejar su ansiedad o superar una adversidad.

El éxito de los libros de autoayuda entre el público en general recala en varios factores:

  1. Disponibilidad para todos los públicos.
  2. Lenguaje sencillo y directo.
  3. Asequibles económicamente.
  4. Fácil acceso.
  5. Buenas críticas.

Cabe destacar que estos libros pueden ser una útil ayuda pero que nunca pueden sustituir a la ayuda profesional de un terapeuta especializado que podrá estudiar nuestro caso y ayudarnos a superar los problemas.

Autoestima, cómo mejorarla desde la Terapia Gestalt

La terapia Gestalt es una psicoterapia que ayuda al paciente a sobreponerse a ciertos síntomas y le permite ser más completo a través de ejercicios que le ayudan a liberarle de bloqueos o asuntos inconclusos que hacen que no 'crezca' adecuadamente. La Terapia Gestalt es una magnífica forma para mejorar la autoestima ya que se centra en los 'problemas', su raíz y cómo debemos tratarlos para poder superarlos y valorarnos más a nosotros mismos.

terapia gestalt autoestimaTener una autoestima saludable es un proceso que depende más de nosotros mismos que del exterior, por eso es tan importante conocernos bien y acudir a terapias como la Gestalt para poder afrontar problemas, situaciones inconclusas o bloqueos que nos provocan una autoestima más baja de lo adecuado.

La terapia Gestalt te ayuda a, día a día, ir paso a paso para poder ser consciente de quiénes somos, qué queremos y qué estamos haciendo para conseguirlo.

Consejos para la autoestima de la terapia Gestalt

  1. Sé sincero contigo mismo. Sé consciente de cómo te sientes y no lo ocultes. Si estás alegre, vívelo. Si estás enfadado, no lo ocultes. Debemos ser sinceros con nuestros sentimientos y dejarlos fluir.
  2. Afronta las situaciones hablando. A veces no decimos 'las cosas por no molestar'. Pero si no te gusta el café que te han puesto, díselo al camarero de forma asertiva; o si no estás conforme con las condiciones laborales, estudia el caso y plantéaselo a tu superior de forma constructiva.
  3. Reflexiona antes de pedir perdón. Hay situaciones en las que nos enfrentamos a disparidad de opiniones. Si has estado hablando o discutiendo y no tienes la misma opinión que el resto, no pidas perdón sin antes reflexionar. No tienes porqué pedir perdón por ser tú mismo. Cuida las formas, pero respétate a ti mismo.
  4. Si estás presionado, no hagas o digas nada. Es mejor actuar bajo la calma que bajo presión. En la terapia Gestalt te ofrecen técnicas de control y relajación para que puedas afrontar las situaciones de la mejor forma posible y de forma consciente.
  5. Quiérete. Y quiere a los demás que te quieren. La terapia Gestalt te ayuda a ser consciente de tu yo y de todo lo que te rodea. Es esencial para conocerse a uno mismo bien y saber quién o quiénes son los que verdaderamente aportan a nuestras vidas.

La terapia Gestalt tiene mucho que ofrecerte, por ello consulta con profesionales que te harán mejorar tu autoestima y muchos aspectos más de tu vida diaria gracias a técnicas concretas de ésta.

¿De qué sirve ir al psicólogo?

La labor de un psicólogo va mucho más allá de escuchar los problemas ajenos, acudir a un psicólogo sirve para desahogarse, para afrontar situaciones de forma adecuada, para comprender una situación o reacción y saber porqué... Hacer terapia psicológica es mucho más importante de lo que piensas y, no, no es para locos.

porque ir al psicologoLa visión negativa que han tenido los psicólogos en la sociedad está dejando paso a una visión realista y práctica sobre su labor, porque ir al psicólogo no es "para los que están mal de la cabeza" o "para locos que no saben solucionar sus problemas". Los psicólogos son profesionales instruidos que están especializados en ayudar a los demás a afrontar, comprender y poner en marcha acciones que les hagan sentir mejor.

Trabajos del psicólogo

  • Comprensión. Los psicólogos se han formado para poder comprender las situaciones que te suceden. Ellos las comprenderán y realizarán un trabajo delicado y exhaustivo para que tú puedas comprenderlas y aceptarlas también.
  • Técnicas para afrontar situaciones. En las terapias psicológicas, el profesional te enseñará técnicas para saber afrontar mejor las situaciones a las que te enfrentas cada día, así como a otras difíciles inesperadas. El psicólogo es experto en hacer que te sientas mejor y conocerte mejor a ti mismo y tus reacciones para saber cómo son tus reacciones y mejorarlas.
  • Visión de situaciones. La visualización de todas las situaciones posibles es una técnica con la que, si sucediera alguna de ella, no afrontarla con tanta ansiedad por lo inesperado. El psicólogo te mostrará diferentes formas de visionar y distinguir situaciones para saber cómo debemos tomárnoslas.
  • Emociones. ¿Quién no ha escuchado que no se pueden controlar las emociones? Las emociones tienen una raíz en nuestro pensamiento y éste sí podemos controlarlo o intentar cambiarlo hacia uno más adecuado. Por lo que, las sesiones psicológicas te ayudarán a gestionar mejor tus emociones.
  • Prevención. A veces no sabemos que hemos afrontado situaciones muy difíciles sin las herramientas adecuadas y de ahí derivan muchos de nuestros complejos o problemas. Por lo que los psicólogos te ayudan a conocer diferentes herramientas para enfrentarnos a todos los momentos que vivamos.

Estas son algunas de las acciones más reconocidas de para qué sirve acudir a un psicólogo. Son muchas más que seguro podrás conocer si confías en la profesionalidad de los mismos.

maillinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.