¿Qué es la Psicología Positiva?

claves psicologia positivaPoca duda cabe de que la felicidad es en definitiva la meta de todas las personas. Algo en lo que pone el punto de interés la “psicología positiva”. Realmente se puede decir que no es una rama de la psicología, sino un modo de afrontar los estados negativos, traumas y “dolencias del alma” de los pacientes.

Hace poco uno de estos millonarios que encabezan la lista Forbes de las personas con más dinero del mundo decía que no se es feliz por tener más o menos dinero. Cuestión que se repite sin cesar y que a menudo pasamos por alto, pero en la que la psicología positiva pone el énfasis. El millonario decía que si una persona no tiene dinero y es infeliz y al día siguiente le toca la lotería, será una persona infeliz con dinero. Realmente el dinero no da la felicidad, sino que esa felicidad hay que buscarla y encontrarla independientemente de la condición económica o social de cada persona.

A menudo los psicólogos nos hemos empecinado en procurar que una persona sea feliz mediante la eliminación de los elementos que la llevan al terreno negativo. Es lo que ocurre por ejemplo en los casos en los que las personas se han sometido a un fuerte trauma como puede ser la muerte de un familiar o un accidente grave de tráfico. En estos casos la primera inquietud del psicólogo puede ser eliminar los pensamientos que redundan en la mente de la persona de forma que actúa sobre la parte negativa del problema.

La psicología positiva busca un enfoque diferente. En el caso de pacientes ensimismados en pensamientos negativos, depresión y enclaustrados en lo malo de la vida, se trata de potenciar los factores que nos hacen felices: sonreír, el humor, la sabiduría, la familia, las aficiones, la creatividad, la inteligencia emocional.

Sin duda que no es fácil salir de una depresión. Pero haz un experimento sencillo. Sonríe. Tan solo eso, sonríe. ¿Notas cómo recuperas la felicidad? De eso se trata. Al potenciar los aspectos positivos de las emociones se consigue la felicidad de una forma más directa que eliminando las cosas negativas. No se puede decir que haya que seguir una corriente psicológica u otra, pero sí que hay alternativas y herramientas que los psicólogos podemos poner en marcha y ayudar a utilizar a las personas que acuden a nosotros para que abandonen el estado de ánimo oscuro de la depresión y comiencen cada día con una sonrisa en la cara.

Los beneficios de ser una persona extrovertida

Los primeros psicólogos que asentaron las bases del psicoanálisis, como Sigmund Freud y Carl Jung, establecieron varios tipos de personas entre los que guardaron un lugar para los introvertidos y los extrovertidos. Estos últimos, las personas extrovertidas, se caracterizan por una facilidad innata para compartir sentimientos, experiencias y vivencias con el resto de la sociedad, algo que no solo les beneficia en lo social, sino en la salud.

Estudios publicados periódicamente vienen a poner de manifiesto que existen beneficios por ser una persona extrovertida. La Universidad de Nottingham y la Universidad de Los Ángeles han publicado resultados de estudios llevados a cabo considerando el sistema inmunológico en los diversos tipos de personas, constatando que las personas extrovertidas tienen un sistema inmunológico más eficiente.

beneficios de ser extrovertidoOtros estudios universitarios apuntan a que la creatividad también está asociada a las personas extrovertidas. Pero lo más interesante de ser extrovertido es que se disfruta más de la vida. Los problemas encuentran solución más fácilmente y la ansiedad no tiene cabida.

Ser extrovertido, sin embargo, no supone ser una “casa sin paredes”. Una cosa es tener secretos y otra compartir con los demás los sentimientos, pensamientos y emociones.

Esta virtud de las personas extrovertidas permite que tengan más seguridad en sí mismas y mayor confianza, lo que se traduce en una pronta búsqueda de soluciones eficaces a los problemas que surgen a diario.

En lo laboral también tienen ventajas las personas extrovertidas. Son los candidatos ideales para cubrir puestos de comerciales y atención al público, pero también salen airosos de las reuniones con sus superiores y están más abiertas a los traslados de localidad e incluso de país.

El paso de la introversión a la extroversión

Muchas de las personas extrovertidas que nos encontramos a diario lo son inconscientemente, si bien es posible cruzar la barrera psicológica de la introversión y convertirse en una persona abierta, al tiempo que se aprovechan las ventajas del prisma que presta esta condición.

Hacerse con el don de la extroversión no es fácil, ni un camino que se deba recorrer en solitario. Como otras muchas cuestiones relacionadas con la personalidad la ayuda de un psicólogo contribuye a dar los pasos necesarios en los tiempos adecuados, es el lazarillo que guía al ciego en su camino hacia la visión. Una alegoría de la luz que brilla en la vida de una persona extrovertida.

Cómo vencer el miedo de iniciar algo nuevo

miedo a emprenderLas personas somos seres de costumbres, más cuanto más años acumulamos, por eso iniciar algo nuevo en ocasiones puede ocasionar miedos. Es una de las cuestiones que hace que las personas acudan a los psicólogos en busca de ayuda, pues esa barrera que nos impide avanzar hacia el cambio se encuentra necesariamente en nuestra mente, en nuestra psique, y es ahí donde comienza el cambio, donde hay que dar el primer paso hacia ese algo nuevo que nos asusta.

El primer paso para superar el miedo

Desde el punto de vista psicológico es importante identificar a qué le tenemos miedo. Es posible que en la lista no esté un factor solo, sino una amalgama de sentimientos como puede ser el miedo a fracasar, al qué dirán, a no alcanzar las expectativas… De hecho, es posible que incluso preguntado por un psicólogo sobre a qué le tienes miedo en la nueva disyuntiva que se plantea vayan surgiendo nuevas cuestiones a medida que se resuelven las anteriores, y es que el miedo es algo inherente al ser humano, forma parte de nuestra supervivencia, pero debemos dar el paso a pesar del miedo.

Luchar contra la ansiedad

Cuando el miedo a iniciar algo nuevo se somatiza en episodios de ansiedad es la hora de pedir ayuda profesional a un psicólogo. En ese momento nuestro cuerpo se está protegiendo ante una situación que le sobrepasa y a la que no puede dar solución. Es necesario evitar llegar hasta este extremo poniendo soluciones previamente a la cuestión que impide dar el paso hacia algo nuevo, hacia el nuevo camino que se quiere emprender, hacia el cambio que se avecina en la vida. No es necesario que sea un cambio radical, puede ser una simple rotura con la rutina, pero es importante si el miedo nos paraliza.

Motivación e ilusión

Si algo ilusiona, si se está motivado, convencido y se tiene aptitud para hacerlo se habrá conseguido dar un primer paso muy importante para vencer el miedo. Romper lo que los psicólogos denominan la “barrera del miedo” es algo que solo se puede conseguir cuando la persona tiene el suficiente impulso, ilusión y motivación para enfrentarse a las controversias que le pueda traer el cambio. Es algo que se hace porque se sabe o se está convencido de que al iniciar algo nuevo se tendrá beneficios. Hay un bien que nos espera y que está al alcance de la mano.

La metamorfosis de la adolescencia

la metamorfosis adolescenciaA muchos padres les gustaría que sus niños lo siguieran siendo durante toda la vida. Sin embargo, sabemos que eso es imposible. Cada persona nace, crece y se desarrolla como individuo, y para ello, ha de pasar por ciertas etapas vitales, con sus respectivos cambios y adaptaciones. Es Ley de Vida.

Uno de los cambios vitales más importantes de la existencia humana es la transición de la niñez a la madurez, con el obligado paso por la adolescencia. Esta metamorfosis, que suele comenzar aproximadamente a los 9 años con la preadolescencia, continúa con la irrupción de los cambios corporales y emocionales que provoca la natural “revolución hormonal”: la necesidad de autonomía y el individualismo, la preponderancia del grupo de iguales, los complejos y la inseguridad, la necesidad de aprobación, la reivindicación de gustos e ideas propias, las susceptibilidades emocionales... Son auténticas “montañas rusas” en plena acción. Todo ello puede provocar algún problema de adaptación al cambio, tanto por parte del niño como de los padres. Problemas que en algunos casos es necesario consultar con un psicologo adolescentes.

A partir de los 10 o 12 años y hasta los 17 o 18, comienzan a sucederse los grandes cambios para todos los miembros de la familia. Es especialmente relevante la preponderancia que adquiere el grupo de iguales en detrimento de la familia, en especial de los padres y hermanos. El adolescente comienza a ver al adulto como un ser extraño, con el que no comparte casi nada y que no le comprende en absoluto. Todo es relativamente normal. Sin embargo, ante cualquier alteración significativa que escape al control parental, la intervención de un psicologo adolescentes puede evitar la aparición de conductas disfuncionales.

Hacia los 15 años la personalidad ya está prácticamente formada y es a esta edad cuando el joven comienza una búsqueda imperiosa de su propia identidad. Aquí el grupo de iguales es especialmente relevante. Comienzan a tener más vida fuera de casa que en el propio hogar y sienten que solo sus amigos, aquéllos con quienes comparten sus señas de identidad, les entienden. Es un momento de mucha vitalidad. Rebosan energía y necesitan hacer muchas cosas. Es la etapa de la acción, no del pensamiento reflexivo. No obstante, todos estos cambios y conductas deben estar vigilados por el ojo de los padres, aunque a una distancia prudencial, pues es muy importante lanzar un SOS a un profesional de la psicología, especializado en adolescentes, a la menor señal de alarma.

mailgooglelinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.