Psicólogos ¿Cuándo acudir?

cuando acudir al psicologo

Muchas veces nos encontramos ante situaciones en la vida que nos vemos incapaces de manejar. Nos agobiamos, nos estresamos y creemos que podemos con todo, pero no es así. Es ahí cuando empiezas a no encontrarte bien mentalmente. Tu familia empieza a aconsejarte que vayas a un psicólogo, pero tú eres reacio a ese tipo de terapias porque piensas que eso es solo para la gente que está loca. Pues te equivocas, ir al psicólogo puede mejorar ese estado de ansiedad que te trae de cabeza. Pero ¿Cuándo es el momento ideal para acudir a una terapia con el psicólogo?

Cuando estás estresado o sin ganas de nada día tras día

Hay días que te meterías en tu cama y no saldrías ni para comer, días en los que la rutina te agobia y sientes que no quieres hacer nada. Esto no es motivo para ir al psicólogo. Aquí lo que tienes que hacer es parar, respirar profundo, descansar y seguir con más fuerza. Pero cuando este sentimiento te acompaña cada día durante mucho tiempo, ya se convierte en un problema, que sería bueno tratar. Un psicólogo ayuda mucho cuando te sientes triste cada día sin saber por qué, cuando estás apático y te cuesta cumplir con tus obligaciones, aquí un psicólogo tiene trabajo contigo. Muchas son las razones por las que deberíamos ir al psicólogo para que nos ayude pero aquí te dejamos algunas de ellas:

  • Divorcio
  • Llorar por todo sin saber por qué
  • Falta de deseo sexual
  • Si ha fallecido un familiar y no lo superamos.
  • Si hemos sufrido malos tratos.
  • Traumas infantiles.

Los psicólogos son personas que nos ayudan a abrir nuestros sentimientos y nos guían para saber llevarlos sin que nos impida disfrutar de la vida. Así que no lo dudes más y si tienes un problema ve al psicólogo y ábrete.

Prevenir y combatir la depresión a través de la alimentación

depresion a traves alimentos¿Has pensado alguna vez que la alimentación puede influir en nuestro estado de ánimo?, incluso si tenemos depresión podemos combatirla con una mejora en nuestra alimentación. ¿Nunca habías oído hablar de esta posibilidad? Pues sigue leyendo que te contamos como.

Alimentos que ayudan a prevenir a combatir la depresión

La depresión no puede curarse solo cambiando la alimentación, sin embargo un cambio en los hábitos alimenticios puede ayudar. En estos casos, lo mejor es añadir alimentos que ayudan a aliviar los síntomas:

  • Alimentos ricos en triptófano un aminoácido que influye en el estado de ánimo ya que estimula la producción de seratonina, un neurotransmisor que genera sensación de tranquilidad y bienestar. Además aporta una mayor sensación de hambre. El pollo, la leche, el queso y los huevos son algunos de estos alimentos. Además del plátano, la piña y el aguacate.
  • Alimentos ricos en ácido fólico: alimentos como el hígado de pollo, los cacahuetes, los cereales integrales, así como las espinacas o las acelgas son los alimentos que más ácido fólico contienen. Las personas deprimidas suelen tener niveles de ácido fólico más bajos, por eso se relaciona con la depresión.
  • Alimentos ricos en magnesio: Si el magnesio falta en tu cuerpo, puedes sentir sensación de fatiga, mareos, problemas de atención y de memoria, por eso, los niveles bajos de magnesio se relacionan con la depresión. El chocolate negro, los moluscos, la soja, las bananas, los productos lácteos o los cereales integrales son alimentos ricos en magnesio, por lo que sería interesante añadirlos a tu dieta si tienes depresión.
  • Alimentos ricos en Omega 3: El pescado azul, los mariscos, la yema del huevo, las almendras, son alimentos ricos en omega 3, el cual se ha demostrado que ayuda a bajar la depresión en un 10%.

Así que si sufres de depresión, cambia tu alimentación y saca de tu dieta los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos refinados y añade los de esta lista, te ayudará a sentirte mejor.

Cómo evitar los celos entre hermanos

como evitar celos entre hermanosCuando eres madre por primera vez, todo es nuevo, tienes miedos, sientes que no puedes con todo, y es que ahora todo gira en torno a ese pequeño por el que darías tu vida. No tienes tiempo ni de mirarte al espejo y el tiempo parece que pasa demasiado deprisa porque no te da tiempo ni a recoger ese pantalón que lleva en el sofá desde ayer. Es normal, el pequeño necesita tu atención las 24 horas del día. Pero ¿qué pasa cuando llega el segundo hijo? Si el segundo necesita toda la atención que requiere un bebé ¿cómo lo hacemos con el hermano mayor para que no quede en segundo plano y evitar así los temidos celos? Pues si estás en esta situación sigue leyendo y apunta.

  • Lo primero que hay que tener en cuenta que los celos son normales en el hermano mayor, ya que para él, la llegada de ese nuevo miembro también es algo nuevo y tendrá miedo a perder el cariño de sus padres.
  • Ante un ataque de celos no pierdas la paciencia ni actúes con reprimendas porque empeorarás la situación. Mantén la calma porque si la gritas le darás esa sensación que él tiene de que ahora le quieres menos a él.
  • Antes del nacimiento del nuevo bebé prepara a tu hijo para la llegada del nuevo miembro. Explícale los cuidados que vas a tener que darle al bebé y dile que también lo hacías con él cuando era pequeño.
  • Cuando nazca el nuevo bebé debes involucrarle en las tareas, dile que te ayude en el baño, que te acerque su ropita o el pañal, que te ayude a echarle la cremita, incluso si toma biberón puede ayudarte a dárselo. Así se sentirá involucrado e importante en el cuidado del nuevo miembro, y no se sentirá desplazado.

Estas son algunas de las cosas que debes hacer con la llegada de tu segundo hijo, para que así no tenga ataques de celos innecesarios. Y recuerda, si tiene ataques de celos no le reprimas, ya que empeorará la situación.

Bipolarismo ¿Qué es?

bipolarismoçMuchas personas hablan de bipolarismo a la ligera o se lo toman en moda broma con comentarios como “¿eres bipolar o qué?, pero lo que no saben que esto no hay que tomarlo como una broma y que el bipolarismo es más grave de lo que puede parecer a priori. Así que sigue leyendo que te contamos todo lo que debes saber sobre él.

¿Qué es el bipolarismo?

Es un trastorno mental que sufren algunas personas y que les afecta a nivel emocional en sus relaciones personales, el ámbito laboral, el rendimiento académico, incluso pueden presentar tendencias suicidas. Una persona con trastorno bipolar tiene severas vacilaciones en su estado de ánimo. De la depresión a la manía, estados que tienden a subir y bajar de manera repentina. Todos sufrimos algunas veces altibajos varios, pero el bipolarismo va mucho más allá que un simple bajo estado de ánimo. Debilita e incapacita a la persona, para muchas tareas normales del día a día.

¿Tiene cura el trastorno bipolar?

Por suerte, el bipolarismo puede tratarse y la persona puede llevar una vida normal con la medicación y los cuidados necesarios. Este trastorno tiene muchos nombres: depresión maníaca, trastorno maniático-depresivo o trastorno del estado de ánimo son algunos de ellos. Pero todos se refieren a lo mismo y se tratan de la misma forma.

¿Qué hago si tengo bipolarismo?

La primera reacción de las personas al recibir la noticia es la negación y no aceptación del problema. Algunas personas pueden sufrir muchas crisis antes de aceptar que sufren esta enfermedad mental, así que nuestro primer consejo es que aceptes que sufres este trastorno porque así será mucho más rápido y fácil dar con la medicación adecuada y los cuidados necesarios.

Así que si crees que sufres de este trastorno o algún familiar parece sufrirlo no dudes en consultar a un especialista cuanto antes y aceptar el diagnostico de manera natural.

6 beneficios que invaden tu cuerpo al perdonar

beneficios al perdonarTodo el mundo ha tenido que decir la palabra mágica que arregla cualquier discusión o enfado: el clásico “perdón”, ese que tanto trabajo nos cuesta pronunciar a muchos y que hay que sentirlo de verdad antes de decirlo si no, no vale para nada. Pero ¿sabes realmente lo beneficioso que es para nuestro cuerpo el pedir perdón? A lo mejor a partir de ahora te plantearás pedir perdón más a menudo gracias a saber los beneficios que esto aporta a nuestro cuerpo y que hoy te contamos.

  1. Las personas que tienen facilidad para pedir perdón o perdonar suelen llevar una vida más sana y disfrutan de una gran paz interior.
  2. Al pedir disculpas estás mostrándole a esa persona que te importa y que estás a su lado, lo que aporta a la persona a la que pides perdón mucha seguridad y confianza, ya que sabe que cuenta con una persona que se preocupa por ella.
  3. Pedir disculpa puede hacerte recuperar a esa persona que perdiste. Muchas veces, el orgullo no nos deja pedir perdón, lo que hace que perdamos a personas que nos importan. Así que es mejor un “lo siento” a tiempo que arrepentirse toda una vida.
  4. Cuando aprendes a perdonar estás evolucionando personalmente. Los errores forman parte de la madurez y aceptarlos y saber reaccionar a tiempo es signo de un aprendizaje vital.
  5. No perdonar hace que estemos pensando todo el tiempo en aquello que hemos hecho mal, nos machacamos y podemos incluso crearnos ansiedad, así que ¿si puedes solucionarlo con una disculpa que necesidad tienes de sufrir?
  6. Saber que hemos hecho algo mal es admitir nuestros errores y saber aceptar las normas. Lo que supone una recuperación de nuestra paz interior y nuestro bienestar con nosotros mismos.

Así que ya sabes, si eres de los orgullosos que no saben pronunciar un “lo siento”, va siendo hora de un cambio de actitud, aunque solo sea por salud y bienestar.

boton sesion

maillinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.