Cómo evitar los celos entre hermanos

como evitar celos entre hermanosCuando eres madre por primera vez, todo es nuevo, tienes miedos, sientes que no puedes con todo, y es que ahora todo gira en torno a ese pequeño por el que darías tu vida. No tienes tiempo ni de mirarte al espejo y el tiempo parece que pasa demasiado deprisa porque no te da tiempo ni a recoger ese pantalón que lleva en el sofá desde ayer. Es normal, el pequeño necesita tu atención las 24 horas del día. Pero ¿qué pasa cuando llega el segundo hijo? Si el segundo necesita toda la atención que requiere un bebé ¿cómo lo hacemos con el hermano mayor para que no quede en segundo plano y evitar así los temidos celos? Pues si estás en esta situación sigue leyendo y apunta.

  • Lo primero que hay que tener en cuenta que los celos son normales en el hermano mayor, ya que para él, la llegada de ese nuevo miembro también es algo nuevo y tendrá miedo a perder el cariño de sus padres.
  • Ante un ataque de celos no pierdas la paciencia ni actúes con reprimendas porque empeorarás la situación. Mantén la calma porque si la gritas le darás esa sensación que él tiene de que ahora le quieres menos a él.
  • Antes del nacimiento del nuevo bebé prepara a tu hijo para la llegada del nuevo miembro. Explícale los cuidados que vas a tener que darle al bebé y dile que también lo hacías con él cuando era pequeño.
  • Cuando nazca el nuevo bebé debes involucrarle en las tareas, dile que te ayude en el baño, que te acerque su ropita o el pañal, que te ayude a echarle la cremita, incluso si toma biberón puede ayudarte a dárselo. Así se sentirá involucrado e importante en el cuidado del nuevo miembro, y no se sentirá desplazado.

Estas son algunas de las cosas que debes hacer con la llegada de tu segundo hijo, para que así no tenga ataques de celos innecesarios. Y recuerda, si tiene ataques de celos no le reprimas, ya que empeorará la situación.

Bipolarismo ¿Qué es?

bipolarismoçMuchas personas hablan de bipolarismo a la ligera o se lo toman en moda broma con comentarios como “¿eres bipolar o qué?, pero lo que no saben que esto no hay que tomarlo como una broma y que el bipolarismo es más grave de lo que puede parecer a priori. Así que sigue leyendo que te contamos todo lo que debes saber sobre él.

¿Qué es el bipolarismo?

Es un trastorno mental que sufren algunas personas y que les afecta a nivel emocional en sus relaciones personales, el ámbito laboral, el rendimiento académico, incluso pueden presentar tendencias suicidas. Una persona con trastorno bipolar tiene severas vacilaciones en su estado de ánimo. De la depresión a la manía, estados que tienden a subir y bajar de manera repentina. Todos sufrimos algunas veces altibajos varios, pero el bipolarismo va mucho más allá que un simple bajo estado de ánimo. Debilita e incapacita a la persona, para muchas tareas normales del día a día.

¿Tiene cura el trastorno bipolar?

Por suerte, el bipolarismo puede tratarse y la persona puede llevar una vida normal con la medicación y los cuidados necesarios. Este trastorno tiene muchos nombres: depresión maníaca, trastorno maniático-depresivo o trastorno del estado de ánimo son algunos de ellos. Pero todos se refieren a lo mismo y se tratan de la misma forma.

¿Qué hago si tengo bipolarismo?

La primera reacción de las personas al recibir la noticia es la negación y no aceptación del problema. Algunas personas pueden sufrir muchas crisis antes de aceptar que sufren esta enfermedad mental, así que nuestro primer consejo es que aceptes que sufres este trastorno porque así será mucho más rápido y fácil dar con la medicación adecuada y los cuidados necesarios.

Así que si crees que sufres de este trastorno o algún familiar parece sufrirlo no dudes en consultar a un especialista cuanto antes y aceptar el diagnostico de manera natural.

6 beneficios que invaden tu cuerpo al perdonar

beneficios al perdonarTodo el mundo ha tenido que decir la palabra mágica que arregla cualquier discusión o enfado: el clásico “perdón”, ese que tanto trabajo nos cuesta pronunciar a muchos y que hay que sentirlo de verdad antes de decirlo si no, no vale para nada. Pero ¿sabes realmente lo beneficioso que es para nuestro cuerpo el pedir perdón? A lo mejor a partir de ahora te plantearás pedir perdón más a menudo gracias a saber los beneficios que esto aporta a nuestro cuerpo y que hoy te contamos.

  1. Las personas que tienen facilidad para pedir perdón o perdonar suelen llevar una vida más sana y disfrutan de una gran paz interior.
  2. Al pedir disculpas estás mostrándole a esa persona que te importa y que estás a su lado, lo que aporta a la persona a la que pides perdón mucha seguridad y confianza, ya que sabe que cuenta con una persona que se preocupa por ella.
  3. Pedir disculpa puede hacerte recuperar a esa persona que perdiste. Muchas veces, el orgullo no nos deja pedir perdón, lo que hace que perdamos a personas que nos importan. Así que es mejor un “lo siento” a tiempo que arrepentirse toda una vida.
  4. Cuando aprendes a perdonar estás evolucionando personalmente. Los errores forman parte de la madurez y aceptarlos y saber reaccionar a tiempo es signo de un aprendizaje vital.
  5. No perdonar hace que estemos pensando todo el tiempo en aquello que hemos hecho mal, nos machacamos y podemos incluso crearnos ansiedad, así que ¿si puedes solucionarlo con una disculpa que necesidad tienes de sufrir?
  6. Saber que hemos hecho algo mal es admitir nuestros errores y saber aceptar las normas. Lo que supone una recuperación de nuestra paz interior y nuestro bienestar con nosotros mismos.

Así que ya sabes, si eres de los orgullosos que no saben pronunciar un “lo siento”, va siendo hora de un cambio de actitud, aunque solo sea por salud y bienestar.

Anorexia y Bulimia en los adolescentes

anorexia bulimiaLa adolescencia es la etapa más vulnerable emocionalmente que existe. En ella todo está en constante en cambio, cambia el cuerpo, la voz, las relaciones con los demás y comienzan las preguntas y los debates internos contra uno mismo. En este aspecto hay que tener cuidado, porque al ser una época de tanta vulnerabilidad, los adolescentes son más propensos a sufrir trastornos alimenticios como son la anorexia o la bulimia.

La sociedad en la que vivimos no es fácil para nuestras nuevas generaciones, las redes sociales y los medios de comunicación presentan cada día una imagen de lo que es la perfección un tanto peligrosa para las personas más vulnerables. Lo que puede llevar a ser la base para que un adolescente pueda empezar con un trastorno alimenticio.

Anorexia y Bulimia

Ambos son trastornos alimenticios diferentes, que se desarrollan de manera distinta pero que al fin y al cabo comparten el mismo objetivo: adelgazar y no verse gordo aun estando delgado.

  • Anorexia: La anorexia es el temor a aumentar de peso y por ello comienzan comiendo cada vez menos, provocando así la delgadez extrema e infinidad de problemas de salud.
  • Bulimia: Se caracteriza por los episodios de ingesta excesiva de comidas, después de los cuales vienen periodos de ayunas o provocación de vómitos. Las personas que sufren este trastorno también pueden utilizar laxantes o pastillas para evacuar todo lo que han comido durante el atracón.

Señales de alarma

Normalmente las personas que tienen estos trastornos alimenticios suelen ocultar el problema a los demás y se aíslan, sufriendo así depresión y varios trastornos más. La mayoría suele ir al baño después de comer y durante la comida juegan mucho con ella dejándolo al final todo. La ropa que suelen usar es más grande para ocultar así su aparente gordura.

Así que ya sabes si ves en algún conocido estas señales, intenta averiguar si padece este tipo de trastorno para así cogerle a tiempo y poder ayudarlo lo antes posible, llevándolo a terapia y poniéndole el tratamiento necesario para su curación.

El mal humor del padre causa estragos en el desarrollo emocional y cognitivo de sus hijos

estresEstá comprobado que a lo que al desarrollo de los hijos se refiere los padres son tan importantes o más que las madres. Decía Sigmund Freud “No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de un padre”. Y es que el amor o rechazo que un padre le de a su hijo afecta tanto a nivel emocional o de autoestima como en su salud mental. La ausencia de padre crea problemas de adaptación en los más pequeños de la casa, sin embargo la presencia del progenitor y su compresión facilita la adaptación y el desarrollo psicológico saludable.

Cómo afecta el estado de ánimo de un padre en sus hijos

Según afirman algunos estudios, un padre estresado o de mal humor puede llegar a provocar depresión y ansiedad en sus vástagos, lo que puede afectar a largo plazo en sus habilidades sociales, como pueden ser la falta de autocontrol y la cooperación con los demás. Se ha comprobado además que este estado de ánimo del progenitor afecta más en los hijos varones que en las niñas, quizás porque son estos los que más se sienten reflejados con la figura paterna.

Un padre que da amor y está presente hace a los hijos más seguros de sí mismos y les ayuda a relacionarse más con el entorno. Suele ayudar a que los hijos brillen más académicamente y son más estable emocionalmente.

¿Qué puede hacer un padre para evitar el mal humor?

Cuando uno sabe que va a ser padre empiezan los temores. No sabe si lo hará bien. En definitiva, se estresa, y ese estrés se ve reflejado luego con los hijos. Por ello hay que saber controlarse y evitar todo lo que cause un mal estado de ánimo, sacar tiempo para uno mismo: un deporte, un paseo, un libro. Y sobre todo expresar siempre como nos sentimos, no vale callarse todo, esta la pareja a la que pedir ayuda en momentos de ansiedad.

boton sesion

maillinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.