La depresión, el mal del siglo XXI

la depresionEstá muy extendida la creencia de que la depresión es un mal superficial que únicamente afecta a un determinado sector de la población y en circunstancias puntuales. Sin embargo, se trata de una patología mucho más compleja y con especial impacto en las sociedades modernas. Por eso, en cierto sentido, se puede hablar de ella como 'El mal del siglo XXI'.

Más de 350 millones de afectados en todo el mundo

Según datos recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 350 millones de personas en el mundo padecen depresión. Se trata de un trastorno mental más extendido entre las mujeres que entre los hombres pero que, en ambos casos, puede derivar en pronósticos graves y conducir incluso al suicidio.

Mucho más que un bajo estado de ánimo

Es muy común oír que alguien está deprimido o utilizar esta expresión para referirse a una situación dentro de la rutina diaria en la que nos sentimos algo más decaídos y con pocos ánimos para tomar decisiones y actuar en consecuencia.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no estamos ante un verdadero cuadro de depresión. Un trastorno mental como este puede comenzar con síntomas puntuales como los anteriormente citados, pero se convierte en un verdadero problema cuando empieza a interferir en nuestra cotidianeidad haciendo imposible la interacción entre estímulos y respuestas emocionales de manera controlada.

La dificultad del diagnóstico

Los límites entre esos bajos estados de ánimo comunes y el comienzo de un verdadero cuadro depresivo a veces son tan difusos que resulta complicado establecer un diagnóstico claro.

Especialmente en las sociedades modernas y como consecuencia del desarrollo de conductas más individualistas, la depresión tiende a manifestarse con diversos grados de intensidad y duración. Amenudo se manifiesta especialmente en el ámbito familiar y el laboral, en los que somos más proclives a sufrir la presión del entorno y las limitaciones a la hora de ofrecer una respuesta a situaciones complicadas. También influyen en estos casos factores psicológicos y biológicos como el estrés o los transtornos del sueño y el apetito, que pueden ser tanto una causa como un efecto de la depresión.

En consecuencia, los especialistas médicos se encuentran en muchas ocasiones con dificultades para detectar las causas de esta patología, demorando la elección de un tratamiento y su puesta en marcha. Por todo ello, desde hace ya unos años se están desarrollando programas de prevención en terapias ecolares, familiares y laborales que reducen en gran medida el riesgo de que se manifiesten los síntomas de estos trastornos.

¿Qué es el "bullying" y cómo detectarlo?

bullyingEl bullying es una forma de acoso psicológico entre niños, que abarca la humillación, el maltrato y la agresión física. Generalmente se expresa en forma de violencia verbal o física de un escolar, o de un grupo de escolares, hacia otro.

Aunque los mayores a veces no lo perciben, por creer que es parte de las relaciones entre niños normales, los niños que lo sufren saben bien lo que es este maltrato a los que no son iguales o a los que no pertenecen a un grupo.

Es importante saber distinguir las conductas competitivas del acoso psicológico, porque no detectar a tiempo este tipo de agresión lleva a padecer importante traumas a los niños que lo sufren, y para detectar estos casos lo mejor es consultar con un psicólogo que, charlando con el niño, descubrirá rápidamente si los hechos son graves.

Para detectar el bullying, un psicólogo infantil hará un estudio sobre la frecuencia de las humillaciones, burlas, intimidaciones, maltratos, agresiones físicas, así como otras situaciones en que las víctimas son ignoradas, se las tiene bajo un temor permanente, reciben motes injustificados, ven como rompen sus objetos personales, son obligadas a hacer actos que no quieren, reciben notas amenazadoras y un largo etcétera.

En general, los niños que reciben este tipo de acoso tienen alguna característica física que los hace distintos, son tímidos o más débiles físicamente. Y las agresiones que sufren los llevan aún más a separarse del resto, entrando en un círculo vicioso.

Antes de que la situación sea grave de verdad es conveniente consultar con un psicólogo, para evitar males mayores como el fracaso escolar, la depresión, la ansiedad, la poca autoestima, etc., y para que reconduzca la actitud del niño hacia niveles que le permitan integrarse de nuevo con sus iguales.

La terapia psicológica ha demostrado su eficacia en estos casos, mediante métodos poco agresivos. Así, se trata la ansiedad mediante ejercicios combinados de relajación y respiración, y la falta de sociabilidad mediante la expresión de los sentimientos.

Además, se intenta fortalecer la personalidad del niño, implantando en él ideas que cambian su forma de pensar sobre sí mismo, y que el niño aprende a repetir cuando afronta una situación difícil.

El psicólogo y el niño trabajan en una colaboración amistosa, para alcanzar las metas previamente fijadas, llegar a un equilibrio emocional, eliminar las ideas repetitivas negativas y sustituirlas por otras que lleven a un fortalecimiento permanente de la personalidad.

¿Por qué fracasan las relaciones de pareja?

parejasHoy en día es muy común que las relaciones de pareja sean poco duraderas, pero no entendemos por qué. No es raro conocer que un amigo o familiar haya roto recientemente con su pareja, sin embargo lo más sorprendente es que ya no nos llama la atención. Parece que estamos acostumbrados a que toda relación de pareja acabe tarde o temprano. Por el contrario, todo ocurre por algo y aquí vamos a explicarte por qué fracasan las parejas y de qué manera podemos evitarlo gracias a un psicologo de parejas.

Cuando conocemos a alguien y nos enamoramos, todo es maravilloso y creemos que eso tan increíble que nos está sucediendo es para siempre. Nos sentimos tan felices y agraciados que ni siquiera vemos defectos en la otra persona. Todo lo que hace o dice nuestra pareja parece alcanzar la perfección. Sin embargo, esto no es del todo real, puesto que a pesar de que queremos a nuestra familia y amigos siempre hay algo que no nos gusta de ellos. ¿Por qué esa persona a la que apenas conocemos va a ser perfecta? ¿No tiene ningún defecto? Pues bien, no somos capaces de ver sus defectos porque estamos viviendo la primera fase en pareja, la del enamoramiento. Sin embargo después de dos o tres años esto cambiará y comenzaremos a ver cómo es la otra persona en realidad.

¿Qué ocurre después del enamoramiento? Es muy sencillo, aquí es cuando vamos a comprobar si nuestro amor es real o no. Ahora tenemos que enfrentarnos a la verdad: cómo somos en realidad. Por eso fracasamos, porque ahora descubrimos muchas cosas de la otra persona que antes no sabíamos. Pensábamos que todo sería tan perfecto como al principio y eso es imposible. Ahora la relación dejará de ser apasionada y tan intensa. Muchas relaciones fracasan en este momento porque no saben ponerse en el lugar del otro, la comunicación acaba perdiéndose cuando comienzan los problemas y lo que antes les parecía divertido, ahora les aburre. Todo esto sin olvidar que la pasión no es la de antes, ya que todo se hace monótono.

A pesar de todo lo mencionado anteriormente, si existe amor verdadero la pareja puede seguir adelante con un gran esfuerzo. Para ello, la ayuda de un psicologo de parejas se convierte en una opción indispensable, ya que él será neutral y sabrá llegar al problema aconsejando a ambos para que la pareja continúe en el tiempo.

La psicoterapia

La psicoterapia...

Es un proceso terapéutico,

Un cambio personal profundo,

Un espacio de encuentro íntimo  y confidencial,

Una relación que sana y en la que uno se encuentra,

Un contacto directo, sincero y personal,

Un espacio de comunicación respetuoso,

Un lugar donde sentirse libre y espontáneo,

Un tú a tú,

Un contexto donde ahondar en el sí mismo,

Un sitio donde analizarse, comprenderse y sanarse,

Un asentamiento de la experiencia y las emociones,

Una recolocación de cómo actúo y me comporto en mi vida,

Un rincón donde ajustarme a mis necesidades y al mundo,

Un ambiente donde dejarse ser, para crecer, sanarse y aprender….

foto blog 5

La psicoterapia se constituye como un espacio de crecimiento personal en la que cualquier persona puede conocerse, profundizar en sí mismo y crecer. Cuando uno ahonda en cómo se relaciona consigo mismo y con el mundo que le rodea, aprende a tomar conciencia de sus necesidades en las diferentes áreas y en cómo en la satisfacción de estas necesidades, con bastante frecuencia, uno se automanipula y autoengaña, dirigiendo su vida hacia objetivos o valores que conducen a un camino de frustración e infelicidad indeterminada.

“La psicoterapia es demasiado beneficiosa para limitarla sólo a los enfermos” ("Terapia Gestáltica", Erving y Miriam Polster)

Seis consejos para ayudar a los niños a superar sus miedos

miedos infantilesEs común que los niños sufran distintos miedos a lo largo de las diversas etapas de su vida. En ocasiones, un mal tratamiento de dichos temores puede ser el origen de inseguridades durante la vida adulta. Con estos seis consejos será fácil superar  estos miedos infantiles.

1. Ante una situación que le provoque temor, el niño buscará siempre el cobijo de sus padres o de aquellos adultos que le ofrezcan protección y confianza. Es importante ofrecerle este apoyo para ayudarle a disfrutar de esa seguridad y esa sensación de refugio. En este sentido, se desaconseja instarle a cambiar radicalmente de actitud de forma independiente y unilateral sino que, siguiendo una estrategia de comprensión y apoyo, es más acertado ofrecerle ese lugar seguro entre los brazos en el cual se sentirá protegido y apoyarle para que poco a poco vaya enfrentando sus miedos de una forma paulatina.

2. En íntima relación con el punto anterior, la comprensión y la ayuda por parte del adulto serán los medios más adecuados para favorecer la verbalización del problema por parte del pequeño. Es muy útil animar al niño para que hable de sus sentimientos y razones sobre qué le provoca temor y cómo puede superar dicho miedo.

3. Como también ocurre en el tratamiento de fobias para adultos, enfrentar el problema se convierte en parte eficiente de la solución. Así, cuando el pequeño tiene miedo de algo concreto como los animales o la oscuridad se recomienda no evitar la situación causante de temor en todas las ocasiones. Dejar una pequeña luz en su habitación por la noche y no dejarle solo ante las mascotas ayudará al pequeño a sentirse más seguro pero es importante también establecer rituales de acercamiento a los animales y pasar algunos ratos en compañía con la luz apagada.

4. En cualquier caso, ofrecer apoyo constante al pequeño ante sus temores será la ayuda más eficiente de cara a ir superando sus miedos de forma paulatina y así alcanzar la madurez de forma sana y segura.

5. Una vez que los miedos infantiles se vayan disipando bajo la ayuda del adulto, serán de vital importancia las palabras de aliento y ánimo que le hagan sentir como un valiente y como un niño grande.

6. Igualmente importante será evitar la utilización de los miedos infantiles como una amenaza de castigo para el niño. Esto puede potenciar un pequeño temor convirtiendo este en una fobia.

maillinkedin

Blog de psicología

blog

Datos de contacto

Ismael Limones, psicologos Cordoba

Móvil: 649 325 881
Rafael Pérez de Guzmán, 9
Córdoba (España)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.