Salud mental en el trabajo: consejos para mantener el equilibrio

En los últimos tiempos la salud mental en el trabajo está tomando unas elevadas cotas de protagonismo y en muchas ocasiones por circunstancias poco favorecedoras para los trabajadores.

Hoy desde Ismael Limones Silva vamos a dedicar este espacio a un tema que debería ser de vital importancia en todos los ámbitos laborales ya sean públicos o privados y que afecta a un porcentaje de profesionales cada vez más elevado y de todos los sectores.

La importancia de cuidar la salud mental en el trabajo: un reto de la sociedad actual.

¿Alguna vez has escuchado el término «Síndrome de Burnout»?…tal vez si te decimos «trabajador quemado» te resulte bastante más familiar, ¿verdad?.

Pues hablar de ello es sólo la punta del iceberg de una realidad como la salud mental, cada vez más afectada por razones de origen laboral.

En nuestra consulta tratamos a multitud de pacientes que, una vez comenzamos a estudiar su caso, estamos en disposición de determinar que sus circunstancias, ambiente o condiciones laborales son las causantes directas de los problemas mentales y emocionales que les afectan.

Pero ¿Cuándo y por qué puede el trabajo afectar a la salud mental de una persona?. Veamos algunos supuestos:

  • Situaciones de acoso laboral, sexual, por razones de género, ideología, creencias…
  • Asumir cargas de trabajo excesivas, con horarios que superan o rayan la legalidad.
  • Responsabilidades laborales que no se corresponden con su capacitación o titulación.
  • Conflictos con otros compañeros o con superiores.
  • Problemas para conciliar vida laboral y familiar.
  • Tecno estrés, indebida desconexión digital.
  • Profesiones de riesgo extremo, turnos de trabajo largos con nocturnidad, contacto y atención con público de perfiles conflictivos…

Las empresas y administraciones públicas deben velar por la salud mental de sus trabajadores y ello está incluso regulado por ley.

Las evaluaciones de riesgos psicosociales en el entorno laboral pueden ser una buena herramienta para detectar de forma precoz o en un estado incipiente alguna circunstancia que pueda estar influyendo negativamente en la estabilidad emocional de la plantilla.

En ocasiones hay que tomar medidas basadas en cambios o adaptaciones del puesto de trabajo, periodos de baja laboral para la atención mental del trabajador, aumentar plantilla para repartir responsabilidades o proporcionar medios que faciliten las labores profesionales.

Los trabajadores que en parte o totalmente realizan sus funciones en el formato de teletrabajo no están para nada exentos de estos problemas. Precisamente estos sufren situaciones en las que indebidamente se les requieren en horarios extra laborales, se exige una conexión casi constante con respuesta inmediata, se prolongan indebidamente los horarios laborales o acusan las consecuencias de un aislamiento social de sus compañeros.

Desde Ismael Limones Silva trabajamos para el mantener y recuperar el equilibrio emocional y la salud mental en el trabajo de nuestros pacientes, pues ello no sólo beneficia a su bienestar personal sino también a la propia empresa en términos de ambiente propicio de trabajo y mejor productividad.